Sitio Académico de Miguel Garcés - E.D y Nuevas Tecnologías

UN DESAFÍO HACIA EL FUTURO:

EDUCACIÓN A DISTANCIA, NUEVAS

TECNOLOGÍAS Y DOCENCIA

UNIVERSITARIA.

Línea temática 3: Tecnología Educativa.

Autores: Adriana Solari.,Monge Germán.

E-mail:

asolari@rec.unrc.edu.ar

gmonge@rec.unrc.edu.ar

Institución : Universidad Nacional de Río Cuarto. República Argentina.

 


Page 2

Resumen

En esta comunicación intentamos relacionar tres conceptos claves en el

contexto de la universidad actual.

Actualmente, como docentes universitarios generadores de nuevos

proyectos y propuestas en la modalidad a distancia, estamos viviendo un proceso

de transformación social y cultural y ello pone en discusión los modelos educativos

tradicionales, ya que las nuevas tecnologías amplían el acceso al conocimiento.

Es así, que en la sociedad de la información se vislumbra el desarrollo de

un sistema educativo amplio y abierto, que presenta notables potencialidades,

pero también fuertes riesgos.

Nos interesa señalar que en la Universidad Nacional de Río Cuarto se están

dictando carreras de grado con modalidad a distancia y otros cursos y proyectos

institucionales .

Por estas razones, consideramos que la incorporación de nuevas

tecnologías en la universidad y en la modalidad, tiene que tender a formar

docentes y futuros profesionales que sepan usar críticamente las T.I.C. y circular

entre textos, mensajes e interacciones de diferente tipo.

La Universidad puede responder así a este desafío con éxito, gracias a la

característica que le es propia: ser, a la vez, la sede de la investigación y de la

enseñanza, jugando un rol significativo tanto para definir, a través de la

investigación, los nuevos medios y los nuevos modos para comunicar el saber,

utilizando las nuevas tecnologías, cuanto para desarrollar nuevos procesos de

enseñanza y de aprendizaje flexibles y diversificados.

 


Page 3

UN DESAFÍO HACIA EL FUTURO:

EDUCACIÓN A DISTANCIA, NUEVAS

TECNOLOGÍAS Y DOCENCIA

UNIVERSITARIA.

Línea temática 3: Tecnología Educativa.

Autores: Adriana Solari.,Monge Germán.

E-mail:

asolari@rec.unrc.edu.ar

gmonge@rec.unrc.edu.ar

Introducción

Estamos viviendo un proceso de transformación social y cultural y ello pone

en discusión los modelos institucionales y tradicionales de las instituciones

educativas ya que las nuevas tecnologías amplían significativamente el acceso al

conocimiento.

Estas tecnologías de la información y la comunicación han provocado un

cambio cultural y social en las formas tradicionales de comunicarnos entre los

seres humanos, y en los canales para transmitir el conocimiento.

Las redes telemáticas, la televisión satelital, Internet y la realidad virtual

modifican los procesos de comunicación y de adquisición del saber creando

canales de difusión que ofrecen nuevas posibilidades para una democratización

del acceso a la formación. Así, hablamos del pasaje de una sociedad de la

información a una sociedad del conocimiento.

De hecho, los instrumentos de formación, en parte hoy disponibles gracias

a las nuevas tecnologías, posibilitan adquirir conocimientos y competencias,

incluso, fuera de las estructuras educativas tradicionales.

Es así, que en la sociedad de la información se vislumbra el desarrollo de

un sistema educativo amplio y abierto, que presenta notables potencialidades,

pero también fuertes riesgos.

Las instituciones formativas, ante los procesos de cambio que caracterizan

a esta fase de transformación, deben entonces estar en condiciones, de innovar

los contenidos de las disciplinas, reorganizar las currículas e identificar nuevas

direcciones de desarrollo y tienen que tender a formar docentes y futuros

profesionales que sepan usar críticamente las T.I.C. y circular entre textos,

mensajes e interacciones de diferente tipo.

Desarrollo

Algunos constructor teóricos que operan como encuadre de referencia

Consideramos que no existe una única teoría sobre la educación a

distancia que explique su estructura, funciones, propósitos y metas, sirva de

 


Page 4

guía a la investigación empírica y que articule un corpus sólido de

conocimientos que orienten la práctica (McIsaac y Gunawardena, 1996) y

sostenemos ,que en lugar de una única teoría, disponemos de una serie de

constructos teóricos que, de manera parcial y en ocasiones contradictoria,

destacan algunos elementos fundamentales para comprender la educación a

distancia.

En este encuadre, para contextulalizar la ponencia, recuperemos la

definición de Lorenzo García Aretio: (1990) quien afirma que :

La educación a distancia es un sistema tecnológico de comunicación masiva

y bidireccional que sustituye la interacción personal en el aula del profesor y alumno,

como medio preferente de enseñanza, por la acción sistemática y conjunta de

diversos recursos didácticos y el apoyo de una organización tutorial, que proporcionan

el aprendizaje autónomo de los estudiantes.

La flexibilidad en cuanto al manejo de sus propios tiempos por parte del

estudiante, la ausencia del requisito de asistencia periódica a clase, la posibilidad

de seguir los estudios desde cualquier parte a donde el alumno se vea obligado a

trasladarse por distintas razones laborales o personales, en definitiva el alto grado

de autonomía de que el educando goza en el sistema, constituye a la educación a

distancia en una opción apropiada para los tiempos que corren, ya que permite

compatibilizar las exigencias de capacitación con las limitaciones espacio-

temporales que impone la vida contemporánea.

El vínculo profesor-alumno aparece entonces mediatizado, es decir, que la

relación cara a cara es reemplazada por una comunicación basada en medios que

transportan los mensajes en uno y otro sentido para permitir un "diálogo didáctico"

que haga factible el proceso educativo.

Por otra parte, dicha convergencia se produce en el momento en que la

sociedad global reclama cada vez con mayor fuerza la capacitación permanente

de los recursos humanos, tanto desde la perspectiva personal cuanto desde las

necesidades estratégicas de las organizaciones, punto en el cual la educación a

distancia, con sus características de flexibilidad y autogestión, aparece como el

instrumento más calificado para satisfacer la demanda cuali-cuantitativa al

respecto.

Es así que, la educación a Distancia es una modalidad educativa que

mediatiza la relación pedagógica entre quienes enseñan y quienes aprenden.

También podríamos decir que consiste en un diálogo didáctico mediado.

Al hablar de mediación pedagógica nos estamos refiriendo a que en esta

modalidad la docencia no es directa, sino que la relación pedagógica se realiza a

través de una serie de recursos, medios técnicos, dispositivos o estrategias que

posibilitan una comunicación bi o multidireccional.

Al respecto, Schlosser y Anderson (1994), consideran el siguiente conjunto

de habilidades que los educadores deben aprender, cuando asumen el rol de

educadores a distancia:

 


Page 5

-Entender la naturaleza y la filosofía de la educación a distancia bajo el influjo del

nuevo paradigma telemático.

-Identificar las características del estudiante o participante más allá de las

fronteras geográficas, y asumiendo diferentes contextos.

-Diseñar y desarrollar cursos interactivos que utilicen en forma apropiada las

nuevas tecnologías.

-Adaptar las estrategias de enseñanza y aprendizaje para la educación a

distancia.

-Organizar los recursos instruccionales en un formato o diseño capaz de potenciar

el estudio independiente.

-Entrenarse en la práctica de los nuevos sistemas a distancia.

-Involucrarse en la organización, planificación y toma de decisiones.

-Evaluar la actitud de los estudiantes hacia los nuevos medios telemáticos.

-Ser un agente innovador tanto tecnológica como socialmente.

Reconocemos que en la realidad esas mediaciones son planificadas y

llevadas a cabo por un conjunto de personas pertenecientes a una institución

educativa.

Es así que, una de las variaciones que presenta la modalidad a distancia en

relación con la presencial es pasar de las múltiples funciones que realiza un

docente presencial a la multiplicidad de roles que componen el equipo encargado

de la enseñanza a distancia.

De este modo "(...) un docente a distancia se puede definir como uno de los

profesionales miembros de un equipo en el que participan diferentes expertos y

especialistas con el fin de satisfacer las necesidades de aprendizaje de los

estudiantes a distancia a través de un diálogo didáctico mediado." García Aretio

(2001)

La definición de este nuevo rol docente está emparentada

permanentemente con la idea de mediación entre los contenidos y el alumno. De

hecho ningún docente espera que el alumno aprenda simplemente como resultado

de una serie de encuentros casuales con los contenidos.

 


Page 6

Si bien actualmente es aceptada la idea de que es el estudiante quien

construye, modifica, amplia o enriquece sus esquemas de conocimiento, se

reconoce que es la función docente la que debe crear las condiciones favorables

para ayudar al alumno a lograrlo.

Este postulado se cumple en cualquier modalidad, pero lo que varía son los

caminos para llegar a él

En la relación pedagógica mediatizada propia de la Educación a Distancia

se exige a los responsables un esfuerzo diversificado para asegurar que a través

de los distintos soportes de la modalidad se brinde al alumno un entorno que

favorezca el aprendizaje.

Entender la naturaleza de este esfuerzo y determinar las condiciones

necesarias del contexto para favorecer realmente el aprendizaje de los alumnos es

uno de los retos de nuestra modalidad, y en nuestro caso del rol tutorial del

docente universiotario.

En este encuadre inicial, consideramos relevante la incorporación de algunas

conceptualizaciones que caracterizan la formación a distancia cmo los

siguientes supuestos:

- La educación a distancia es un Sistema:

Por Sistema entendemos, "(...) un conjunto ordenado de componentes y

relaciones, capaz de cumplir determinados objetivos, satisfaciendo necesidades

mediante una utilización armónica y racional de los recursos destinados a su

alimentación." (Martínez Guarino; 1981).

- Participar es ponerse en acción, es interactuar con alguien (interacción) o con

algo (interactividad).La interacción y la interactividad son condiciones básicas de

un buen ambiente para aprender. La primera hace referencia a la actividad y a la

comunicación entre los actores del proceso de aprendizaje, mientras que la

interactividad tiene que ver con la relación del que aprende con el contenido.

- El control como aspecto relevante en la educación a distancia. La tecnología

juega un papel importante en la percepción de dónde reside el control: las

personas que se sienten poco confortables con los ordenadores y, por tanto, con

las nuevas formas de comunicación tienen mayor riesgo de abandono o de perder

motivación que aquellos que la utilizan habitualmente.

- El contexto social: en el que tiene lugar la educación a distancia afecta a la

motivación y a las actitudes y, por tanto, a las conductas de los participantes. La

educación a distancia que utiliza nuevos canales de comunicación corre el riesgo

de ignorar el impacto que dichas tecnologías tienen en contextos sociales

concretos.

• En este encuadre referencial, nos preguntamos¿ estamos preparados los

docentes universitarios-de la modalidad presencial- para participar en

proyectos de modalidad a distancia con nuevas tecnologías?

 


Page 7

Si seguimos el señalamiento de Touriñán podemos decir que "la construcción

compartida de la cultura a través de la educación en la sociedad de la información

es un problema que tenemos que resolver".

Por lo tanto, es necesario ir cambiando nuestras concepciones sobre el rol de

los formadores, el proceso de enseñanza y de aprendizaje y los modelos

educativos que han primado en la educación tradicional presencial y que se siguen

reproduciendo en muchos casos en la educación a distancia.

Las nuevas tecnologías

La utilización de las nuevas tecnologías -dice Tedesco- ha provocado

modificaciones en nuestras categorías de tiempo y espacio y nos ha obligado a

redefinir, incluso, el concepto de realidad a partir de la posibilidad de construir

realidades "virtuales".

Las nuevas tecnologías, en este profundo proceso de transformación, son

percibidas de manera ambivalente: como amenaza, o como solución en la

formación de niños y jóvenes. En el ámbito educativo, estas dos posturas se

sostienen como "peligro" o "solución" respecto de todos los problemas de calidad y

cobertura de la educación,( Tedesco,1999).

El nuevo orden educativo es contradictorio porque allí operan dos lógicas

institucionales; por un lado, el sistema escolar con estructura burocrática y

monolítica; y por otro, las fuertes innovaciones curriculares que propician la

capacidad de flexibilidad frente al cambio, el adaptarse a nuevas demandas y

mayores complejidades.

Al respecto, analiza Hargreaves, (1996), "la complejidad del conocimiento y

la sofisticación tecnológica contribuyen a romper el aislamiento, la autosuficiencia

individual, y crean espacios para la cooperación, pero también para la

homogeneidad y la colaboración artificial espuria. La compresión del tiempo y del

espacio permite mayor flexibilidad, oportunidades para la comunicación y asunción

de responsabilidades, pero también las crea para el estrés, la saturación de

trabajo, la superficialidad y la pérdida de reflexividad".

Es así que, la obsolescencia y la resignificación de ciertos contenidos

científicos y tecnológicos, la sobreabundancia de información en un mundo global

y los nuevos paradigmas comunicacionales deben ser incorporados como

elementos básicos de análisis y reflexión al momento de diseñar y desarrollar las

estrategias de aprendizaje, acordes con una concepción de educación que se

apoye asimismo en la formación de profesionales como agentes activos de su

propia transformación y la de su entorno social, político y cultural. Es por eso que,

más allá de constituirse en canales de comunicación, las llamadas nuevas

tecnologías de la información están planteando a la educación la necesidad de

capacitar en el uso del recurso para los nuevos contextos laborales.

Asimismo, a la luz de este auge educativo asociado a las nuevas

tecnologías, en particular Internet, surge una corriente revalorizadora de las

prácticas no presenciales tradicionales como los impresos y el correo postal, ya

que el conjunto social reconoce a la modalidad didáctica a distancia como la

herramienta adecuada para cubrir los requerimientos que el mismo demanda en

orden a la formación permanente y la educación como proceso constante durante

toda la vida.

 


Page 8

Hoy se requiere que el alumno logre fluidez (National Academy Press,

1999) en las tecnologías de la información, lo cual supone el desarrollo de un

proceso de aprendizaje continuo que exige que las personas adquieran una

comprensión profunda de la tecnología para interactuar con la información, la

comunicación y la solución de problemas, integrándola positivamente como un

recurso de la cultura para futuros aprendizajes.

Si estos son los requerimientos para los alumnos, los docentes debemos

tener en cuenta que la enseñanza se verá afectada en la medida que se

modifican las condiciones y los valores sociales.

Por esto, el problema desde la educación no está en los instrumentos

tecnológicos en sí mismos, sino en su utilización por parte de los actores

centrales: alumnos y profesores. La preocupación por generar cambios de los

modelos de enseñanza a un ritmo rápido, ha originado reformas implantadas que

prescinden de las acciones de los profesores, pasando por alto sus opiniones y

sus preocupaciones.

Nuevas tecnologías y Educación a Distancia

Más allá de ello, la mediatización es, sin lugar a dudas, el componente que

la singulariza desde su propia naturaleza, desde la comunicación por

correspondencia hasta el uso de Internet. Dada esta condición mediática y la

constante evolución de las tecnologías de lai nformación, las posibilidades

fácticas de la EAD resultan dinamizadas de modo tal que, aunque se conserven

elementos constitutivos constantes, aparecen variaciones de magnitud que alteran

el juego dialéctico entre la teoría y la praxis de la modalidad.

Dotada de herramientas de tan alta capacidad operativa, la modalidad

recibe nuevos impulsos a su capacidad intrínseca de democratizar y diseminar los

conocimientos, favoreciendo el acceso a los mismos de personas con

capacidades, limitaciones y saberes diferentes.

Sin embargo, el constante crecimiento tecnológico no puede ser

considerado al margen de la realidad ni ideológicamente neutral, razón por la cual

los principales desafíos previsibles para las instituciones universitarias que

implementen la EAD son los emergentes de la calidad del uso que de las NT se

haga.

El debate no se centra así, en la capacidad de las NT como herramientas

para la educación, sino en la forma de utilización de las mismas, dado que tanto

pueden servir a proyectos autoritarios o sólo comerciales , como a proyectos

democráticos y pluralistas de promoción humana. Las NT pueden estar así, estar

al servicio de proyectos estrictamente comerciales, tienen la capacidad innata de

contribuir a la democratización educativa.

Aparici (1998) es preciso al advertir que “el uso de las nuevas tecnologías

en la educación a distancia no van a desarrollar ninguna relación comunicativa

distinta si, previamente, no se definen nuevos paradigmas acerca de las formas

de enseñar, de aprender y de comunicar”.

Más aún, aclara que “el desafío reside en potenciar el uso racional del

medio por parte de los alumnos y no en una fascinación por la tecnología que

puede ser perjudicial a corto plazo”

Edith Litwin, en declaraciones al diario Clarín de Buenos Aires (28- julio-

2000) señala que “la preocupación más aterradora frente a la educación a

 


Page 9

distancia es que se generen nuevas formas de segregación entre quienes pueden

acceder a la tecnología y quienes quedan afuera”

En este marco de referencia aparecen serios indicadores negativos de la

realidad cotidiana que tornan necesario el planteo de elementos concretos de

debate y análisis respecto de los emergentes de inclusión o exclusión social que

pudieran surgir de los avances tecnológicos que nos ocupan.

Se intenta así ,contribuir a la advertencia temprana respecto de la

necesidad de no perder la dimensión humana y social de los hechos.

Es por ello, que las instituciones educativas que desarrollen la modalidad

a distancia tendrán que asumir la responsabilidad ética de reconocer todas las

características del medio social en el que actúan y sería deseable que proyectaran

sus eventuales aportes para la positiva modificación de algunos aspectos de tales

realidades, como por ejemplo el hecho que en nuestra región son limitados en

número los potenciales usuarios de las NT.

Por estas razones, cualquier diseño educativo que se postule como

democrático debería considerar una oferta académica que, superando los límites

informáticos, alcance a los sectores sociales carentes de toda posibilidad de

acceso a las modernas tecnologías de la información y la comunicación.

Mirando hacia el interior de la universidad

Centrándonos en el nivel universitario, surge, la exigencia de dar una nueva

función a la Institución universitaria y al sistema de formación permanente y, por lo

tanto, la necesidad de renovar los mecanismos para llevarla a cabo.

Con esta actualización permanente de los contenidos, se vincula la

necesidad de revisar modelos y estrategias de enseñanza y de aprendizaje;

requisito puesto por las modificaciones profundas que las nuevas tecnologías

introducen en los modos de transmisión del conocimiento.

En este contexto, la universidad como institución que ha satisfecho por

años las necesidades de formación avanzada, debe, si quiere mantener un rol

adecuado a su tradición y a sus potencialidades en el desarrollo cultural y social,

identificar nuevas estrategias que le permitan responder a las nuevas necesidades

y tendencias .

Así, la educación de las aulas universitarias también se ha visto modificada

pues el docente tiene a su alcance una serie de herramientas pedagógicas

electrónicas y digitales que hacen de la educación de hoy un proceso dinámico,

creativo e innovador.

La aplicación de las redes de comunicación en general y de las tecnologías

de Internet en particular al mundo de la educación universitaria supone y supondrá

un profundo cambio, cuyas consecuencias aún no alcanzamos a entender.

El modelo universitario de enseñanza, las funciones del profesor, la misma

responsabilidad que la sociedad deposita en el docente, las relaciones profesor-

alumno, la implicación del alumno en el proceso de aprendizaje, o su participación

y responsabilidad en el proceso de evaluación, son algunos de los aspectos que

sufrirán y que ya están sufriendo, una transformación, esto es un proceso de

cambio hacia una nueva realidad.

Esta transformación es especialmente inquietante, a la vez que atrayente,

para uno de los protagonistas fundamentales del cambio, el profesor. Si las

nuevas tecnologías llevan a nuevas formas de desarrollar e implementar los

 


Page 10

procesos de enseñanza y aprendizaje, la función del profesor deberá cambiar para

en relación a esos nuevos modelos.

Es un hecho innegable que los docentes de este siglo deben manejar un

concepto de educación y de aprendizaje totalmente innovador, donde el alumno

avance en la adquisición y descubrimiento del conocimiento en una forma

progresiva y de acuerdo con sus posibilidades individuales.

Las instituciones formadoras de formadores en este caso específico las

Universidades deben propiciar ambientes que favorezcan el aprendizaje para que

el personal docente aplique los nuevos conocimientos a las actividades docentes

que desarrolla.

En la sociedad de la información se vislumbra el desarrollo de un sistema

educativo y formativo amplio y abierto, que presenta notables potencialidades,

pero también fuertes riesgos. En este contexto, si las universidades quieren

mantener su rol central en la transmisión de los conocimientos, es necesario que:

- Identifiquen nuevas políticas de intervención para dar respuestas

adecuadas a las necesidades de formación, incrementando la flexibilidad.

- Reanalicen sus funciones para insertarse en el nuevo contexto y en el

nuevo ambiente de la sociedad de la información.

- Redefinan el rol de sus docentes.

El profesor universitario , la modalidad a distancia y las nuevas tecnologías .

En este marco, es evidente que el profesor universitario de los entornos

virtuales de enseñanza también tendrá que redefinir su rol respecto al asumido en

el sistema de enseñanza convencional.

Las instituciones están cambiando y cambiarán y por tanto el profesor ya no

tendrá que estar exclusivamente asociado a una asignatura o ciclo

En este sentido, la figura omnipresente del profesor deja paso al trabajo

coordinado del equipo docente que impartirán módulos de cursos online.

En la sociedad del aprendizaje, nos encontraremos con una enseñanza que

recurrirá a las tecnologías interactivas multimedia y a diversos soportes de

información, (CD-ROM, DVD o CD-R,redes telemáticas).

En la clase convencional el profesor tiene la función de diseño, planificación

aplicación y evealuación (Tiffin y Rajasingham, 1997), mientras que en las clases

virtuales el profesor adopta el papel distintos roles en función de la tarea a realizar.

Así, el profesor puede ser diseñador de las situaciones virtuales de enseñanza y

del curriculum, tutor y facilitador telemático y evaluador de los procesos de

enseñanza a través de las redes de telecomunicación, en algunos casos también

tiene que desempeñar tareas de apoyo telemático(Adell y Sales, 1999) y debe

encargarse de la distribución y de los sistemas de información y de comunicación,

convirtiéndose así en facilitador y gestor de recursos de enseñanza(Salinas,

1999b).

En función de lo expuesto, es necesario que los profesores universitarios

sepan asumir y sean conscientes de estos nuevos roles Hoy , más que de lo

apropiado o no de la enseñanza a través de redes de telecomunicación, debemos

valorar los recursos materiales y humanos con los que contamos, su preparación

en el ámbito de la telemática, no tanto en dimensión técnica cuanto en la

comunicativa y sus capacidades para repensar los criterios pedagógicos de la

enseñanza.

 


Page 11

El profesor o equipo docente debe no sólo dominar los contenidos del

curso, así como los materiales y los recursos del mismo, sino también ha de

dominar el entorno comunicativo, entendiendo ésta como la comunicación

mediada por ordenador.

El profesor de un curso virtual debe conocer a fondo la teoría y práctica de

la enseñanza a distancia (funciones, objetivos, métodos, estrategias, evaluación,

tutorización, etc...) y la enseñanza de adultos (características psicológicas y

motivaciones) ya que la enseñanza online puede ser considerada una enseñanza

para personas adultas (Adell y Sales, 1999). Según Salinas (1999b), algunas de

las tareas que debemos contemplar en el nuevo rol docente son:

a) Guiar a los alumnos en el uso de algunos recursos de información de la red.

b) Potenciar que los alumnos se vuelvan activos.

c) Asesorar y gestionar el ambiente de aprendizaje.

d) Mantener un acceso fluido al trabajo del estudiante.

A modo de cierre

Retomando la pregunta que nos preocupa en esta instancia ¿ Estamos

preparados los docentes universitarios-de la modalidad presencial- para participar en

proyectos de modalidad a distancia con nuevas tecnologías?, podemos señalar que

la Universidad, en su contexto actual, puede y debe responder, al desafío de formar

docentes para manejar críticamente las nuevas tecnologías en la modalidad a

distancia.

Esta tarea se constituye hoy en un desafío central , que consideramos que la

universidad ,como institución de nivel superior, puede superarse con éxito, gracias a

la característica que le es propia: ser, a la vez, la sede natural de la investigación y de

la enseñanza, jugando un rol significativo tanto para definir, a través de la

investigación, los nuevos medios y los nuevos modos para comunicar el saber,

utilizando las nuevas tecnologías informáticas y telemáticas, cuanto para desarrollar

nuevos procesos de enseñanza y de aprendizaje flexibles y diversificados.

Entonces así será posible superar fronteras y crear una universidad

verdaderamente abierta y democrática, capaz de elaborar nuevos conocimientos,

pero también y fundamentalmente nuevos valores.

 


Page 12

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

• ADELL, J. (1998). Redes y Educación. En De Pablos, J. Y Jiménez, J., (Edts).

Nuevas Tecnologías, Comunicación Audiovisual y Educación. Cedecs.

• ADELL, J. (1999). El Formador Virtual. Documento policopiado.

• ADELL, J. y SALES, A. (1999). El profesor online: elementos para la definición de

un nuevo rol docente. En CABERO, J. (Coord). EDUTEC. Nuevas Tecnologías en

la formación flexible y a distancia. Secretariado de Recursos Audiovisuales y

Nuevas Tecnologías. Edición electrónica.

- García Aretio, L. (1990): "Un concepto integrador de Enseñanza a Distancia". En:

La Educación a Distancia: Desarrollo y Apertura. XV Conferencia Mundial. ICDE.

Caracas. .

- García Aretio, L. (1994): "Evaluación de los Aprendizajes". En: Educación a

Distancia, hoy. UNED, Madrid.

GARCÍA LÓPEZ, P., RALLO MOYA, R., GISBERT, M. GÓMEZ SKARMETA, A.

(2000). Nuevos Entornos colaborativos de tele-enseñanza. En PÉREZ PÉREZ, R

(coord.). Redes multimedia y diseños virtuales. Oviedo: Servicio de Publicaciones

de la universidad de Oviedo.

• GIMENO , J. (1999). La Educación que tenemos, la Educación que queremos. En

Imbernón, F. (Ed). La Educación en el siglo XXI. Los retos del futuro inmediato.

Barcelona: Graó.

• GISBERT, M. (2000). Pupitre-net: plataforma virtual para la integración de los

recursos educativos sobre Internet. En PÉREZ PÉREZ, R (coord.). Redes

multimedia y diseños virtuales. Oviedo: Servicio de Publicaciones de la universidad

de Oviedo.

LITWIN, E(1997): “Las configuraciones didácticas”. Paidós Educador. Buenos

Aires.

LITWIN, E (Coord.) (1997): “Enseñanza e innovaciones en las aulas para el nuevo

siglo”. El Ateneo. Buenos Aires.

• PRENDES, M.P. (1994) Hipertextos, hipermedios y multimedios: un universo

educativo. En ORTEGA RUIZ, P. Y MARTÍNEZ SÁNCHEZ, F. Educación y

Nuevas Tecnologías. urcia: Caja Murcia.

• SALINAS, J. (1999a). Las redes en la enseñanza. En CABERO, J. (Coord).

Medios audiovisuales y Nuevas Tecnologías para la formación del profesorado en

el siglo XXI. Murcia: DM

• SALINAS, J. (1999b). ¿Qué se entiende por una institución de educación superior

flexible?. En CABERO, J. (Coord). EDUTEC. Nuevas Tecnologías en la formación

flexible y a distancia. Secretariado de Recursos Audiovisuales y Nuevas Tecnolo

• TIFFIN, J. Y RAJASINGHAM, L. (1997). En busca de la clase virtual. Barcelona:

Paidós.

• UNESCO (1998). Informe Mundial sobre la educación. Los docentes y la

enseñanza en un mundo en mutación. Madrid: Santillana/Ediciones UNESCO.

 


Page 13

• UNESCO (1999). Informe mundial sobre la comunicación: los medios frente al

desafío de las nuevas tecnologías. Madrid: UNESCO/ ACENTO/ FUNDACIÓN

SANTA MARÍA.

• WOLTON, D. (2000). Sobrevivir a Internet. Barcelona: Gedisa.

 


Page 14

- Fainholc, B. (1999). "La Interactividad en la Educación a Distancia". Ediciones Paidós.

Bs As.

- Fawler newton, e. “Normas Contables Argentinas”. Edit. Machi. Bs As. 1999

- Feldman, D. (1995) Teorías personales, repertorios sociales. Revista IICE. Año IV Nº 6.

Miño y Dávila.

- Feldman, D. (1999) Ayudar a enseñar. Buenos Aires. Aique

- Fenstermacher, G. (1989). Tres aspectos de la filosofía de la investigación sobre la

enseñanza. En Wittrock, M.: La investigación sobre la enseñanza, I. Enfoques, teorías y

métodos. Barcelona: Paidós.

- Fernández Domínguez, A. (1994)” El estudiante en el modelo educativo y la calidad de la

educación abierta a distancia”en Criterios y parámetros de calidad en la educación abierta

y a distancia, ponencias magistrales, V Reunión Nacional, México ,UNAM.

- García Aretio, L. (1990): "Un concepto integrador de Enseñanza a Distancia". En: La

Educación a Distancia: Desarrollo y Apertura. XV Conferencia Mundial. ICDE. Caracas. .

- García Aretio, L. (1994): "Evaluación de los Aprendizajes". En: Educación a Distancia,

hoy. UNED, Madrid.

- Gimeno Sacristán, J. y Pérez Gómez, A.I. (1993). Comprender y transformar

lenseñanza. Ediciones Morata, S. L. Madrid.

- Gimeno Sacristán, J. y Pérez Gómez, A.I.. (1985). La Enseñanza, su teoría y su

práctica. Ediciones Akal, S. L. Madrid. Cap VI

- García Aretio, L. (2001): La Educación a Distancia. De la Teoría a la Práctica. Capítulo 5

(Profesores / formadores y tutores). Ariel Educación. Madrid.

- GLASSER-STRAUSS (1967). El descubrimiento de la teoría de base. Mimeo.

(traducción UBA)

- Hargreaves, Angel (1998). Profesorado, cultura y postmodernidad. Madrid. Ediciones

- Holmberg, B.(1985): "La organización y la administración de la educación a distancia" (p.

101 a 107). En: Educación a Distancia. Situación y Perspectiva. Edit. Kapelusz. Argentina.

- Holmberg, B. (1990): "La empatía como una característica de la Educación a Distancia:

teoría y resultados empíricos". En: Villarroel, Pereira (Comp.); La Educación a Distancia,

Desarrollo y Apertura. UNA, Venezuela.

- Litwin, Edith (Coord.) (1997): “Enseñanza e innovaciones en las aulas para el nuevo

siglo”. El Ateneo. Buenos Aires.

- Litwin, Edith. (1997). Las configuraciones didácticas. Una nueva agenda para la

enseñanza superior. Editorial Paidós. Buenos Aires.

- Maggio, M., (2000). El tutor en la educación a distancia. En Litwin, E. (compiladora).

- Martínez Mediano, C. (1993): "Las funciones del profesor tutor de la UNED". En:

Factores de eficacia de los centros asociados de la UNED. UNED, ICI, AIESAD. Madrid.

- Mena, M. (1996): La Educación a Distancia en el Sector Público. Manual para la

elaboración de proyectos. Dirección Nacional de Capacitación. Instituto Nacional de la

Administración Pública. Buenos Aires.

- Mena, M., Rodríguez, L., Diez, M. (2001) La Educación a Distancia: multiplicidad de

miradas." En: La elaboración de proyectos de Educación a Distancia. En Prensa.

- Mercer, N. (1997): La construcción guiada del conocimiento. Paidós. Buenos Aires.

 


Page 15

- Novak, J. (1998). Conocimiento y aprendizaje. Los mapas conceptuales como

herramientas facilitadoras para escuelas y empresas. Alianza. Madrid.

- Pagés, A. (1996): "La Acción Tutorial en el Proyecto Educativo pedagógico de la

Universitat Oberta de Catalunya (UOC)". Seminario Internacional Sistemas Tutoriales en

la Universidad. Facultad de Ciencias Económicas. UBA. Abril 1996. Buenos Aires.

- Paul, R.: "Después de todo, ¿Qué es la Educación abierta? Una noche en un bar".

Fragmento tomado de Open Learning and Open Management: Leardership and

integrity in Distance Education. London, 1990. ata.

- Perez Perez, R. (1994): El curriculum y sus componentes. Oikos-tau: Barcelona.

- Perkins, D. (1995). La Escuela Inteligente. Del adiestramient de la memoria a la

educación de la mente. Editorial Gedisa,Barcelona

- Popkewitz, Th. S. (1994): “Sociología política de las reformas educativas”. Madrid:

Morata.

- Porlán Ariza, R., Rivero García, A y Martín del Pozo, R. (1997) Conocimiento profesional

y epistemología de los profesores I: Teoría, métodos e instrumentos. Enseñanza de las

Ciencias. Revista de investigación y experiencias didácticas 15 (2). 155-171. Barcelona.

- Prieto Castillo, D. (1993) Educar con sentido, Mendoza, Universidad Nacional de Cuyo.

- Sancho, J. y Hernández, F. (1993): “La comprensión de la cultura de las innovaciones

educativas como contrapunto a la homogeneización de la realidad escolar”. Congreso

Internacional de la Coruña. Mimeo.

- Sanjurjo, Li.y Vera, M. (1994). Aprendizaje significativo en los niveles medio y superior.

Homo Sapiens. Ediciones, Rosario.

- Shulman,L. (1989): “Paradigmas y programas de investigación en el estudio de la

enseñanza: una perspectiva contemporánea” en: M. Wittrock. Comp.: “La investigación

de la enseñanza. Enfoques, teorías y métodos I”. México: Paidós.

- Soriano, R. (1992) Formación de investigadores educativos. Una propuesta de

investigación”. México: Plaza y Valdés

- Taborda M. y Copertari S., Ruiz Bry, E. (1999) “La Educación a Distancia:

- Taylor, S. J. y Bogdan, R. (1996). Introducción a los métodos cualitativos de

investigación. 3ª reimpresión, Madrid: Paidós.

- Tiffin y Raghasingham (1997): En busca de la clase virtual. Temas de Educación.

Piados. Barcelona.

- Torres González, J. (1996): "La tutoría, elemento fundamental de la acción orientadora".

En: La formación del profesor tutor como orientador. Universidad de Jaen.

- Tua Pereda J.. “Lecturas de Teoría e Investigación Contable”. Centro Interamericano

Jurídico Financiero. Medellín, 1995

- Vigotsky, L. (1991) Obras Escogidas. Vol II. Madrid. Visor.

- Voyer, (1996) citado en Botinelli, C. "El protagonismo del tutor" en Revista Temas y

Propuestas año 5. Nº 11. Facultad de Ciencias Económicas. UBA. Buenos Aires.

- Vygotsky, L. 1977 , Pensamiento y Lenguaje, Morata.

Villarroel, Pereira (Comp.); La Educación a Distancia, Desarrollo y Apertura. UNA,

Venezuela.

 


Page 16

Page 17

Page 18

Page 19

- Gil Pérez,D.: “Qué hemos de saber y saber hacer los profesores de Ciencias” en:

Enseñanza de las Ciencias, Vol. 9, 1991.

"Evaluación de los Aprendizajes". En: Educación a Distancia, hoy. UNED, Madrid. Gracía

Aretio,

"Los nuevos ambientes de aprendizaje en la

(1990): "Un concepto integrador de Enseñanza a Distancia". En: La Educación a

Distancia:

(1993). Comprender y transformar la

(1997). "¿Qué se lee en el enunciado de un

(1997-1998-1999). Rosario. U.N.R. Ed.

(2001): “Fifth Generation Distance Education”. Presentado en: 20th ICDE World

Conference,

(eds.): Lecturas de psicología del pensamiento,

(Nº18); Programa de Publicaciones de la

“La empatía como una característica de la Educación a Distancia: teoría y resultados

empíricos”. En:

a distancia” (p. 5 a 7). En: RED, Revista de Educación a Distancia, Nº 17. Madrid

Edwards, D.,

acciones tutoriales”. Buenos Aires. Paidos. pp. 88-99

agenda para la enseñanza superior. Editorial Paidós. Buenos Aires.

Aires.

Aires. Paidos.

Alianza, Madrid.

American Journal of Distance Education

Anna (1996): “La Acción Tutorial en el Proyecto Educativo pedagógico de la Universitat

Oberta de

año 5. Nº 11. Facultad de Ciencias Económicas. UBA. Buenos Aires. Seminario de

Educación a

APARICI, R. y GARCIA, A. (1988). El material didáctico de la UNED: Medios

Audiovisuales. ICE. Madrid.

apel de la Psicología del Aprendizaje en la

aprendizaje escolar Aprendizaje Visor.

Argentina)", en Revista "La Universidad"

 


Page 20

Ausubel, D., Novak, J., Hanesian, D., 1989.

B.(1985): “La organización y la administración de la educación a distancia” (p. 101 a 107).

En:

BAATH. (1988). Lista de ideas para la construcción de los cursos de educación a

distancia. Distance Education. International Perspectives. Londres.

• Bajtín, M. citado en Wertsch, J. (1999) “La mente en acción” Bs. As. Aique

• Bajtín, M. citado en Wertsch, J. (1999) “La mente en acción” Bs. As. Aique

Baravalle, de la 1ª edición: Pensamiento,

Barcelona

Barcelona, Piados

Barcelona, Piados

Barcelona.

BARRANTES ECHAVARRÍA, Rodrigo. (1992). Educación a Distancia. EUNED. San José

de Costa Rica.

Beltrán, J. (1993) Procesos, estrategias y técnicas del aprendizaje. Madrid.

Bertoni, A (et. al.) (1995) Evaluación, nuevos significados para una práctica

Bottinelli, Cristina (1996): "El Protagonismo del Tutor". En: Revista Temas y Propuestas

Nº11,

BOUCHE PERIS, Henri. (1988). El valor de los recursos de apoyo - ilustración y medios

audiovisuales en el aprendizaje a distancia de materias filosóficas. EUNED. Tercer

Congreso Iberoamericano de Educación a Distancia. San José de Costa Rica.

Brochett, R. ; Hiemstra, R. (1993): El aprendizaje autodirigido en la educación de adultos.

Paidos

Buenos Aires.

Buenos Aires. Año XI. Nº 19.

Buenos Aires. Ed. Magisterio Río de La Plata.

Buenos Aires. Ed. Magisterio Río de La Plata.

Ciencias Económicas. UBA. Abril 1996. Buenos Aires. Paul, Ross H.: “Después de todo,

¿Qué es

Cognitiva, Alianza, Madrid.

Coicaud, S., (2000). La colaboración institucional en la educación a distancia, en

Colás Bravo, P. (s/f). El análisis de datos en la metodología cualitativa.

Colás Bravo, P. (s/f). El análisis de datos en la metodología cualitativa.

Coll, C. (1995) "Elementos para el análisis de la

Coll, C. (et. al.) (s/d) Aprendizaje significativo y ayuda pedagógica -

compleja. Buenos Aires. Kapelusz.

conceptuales como herramientas facilitadoras para escuelas y

Conferencia, Feria Internacional del Libro de

construcción guiada del conocimiento. Paidós. Buenos Aires. Open University (1977):

Teaching for

Coria, A. (s/f) Palabras e imágenes a distancia - material del seminario de

CORRAL IÑIGO, y otros(1987)Consideraciones acerca de la realización de textos

didácticos para la enseñanza a distancia, Madrid, UNED.

cuaderno de pedagogía nº168. s/d.

Curso de orientación para ingresantes a la carrera de Comunicación Social

de Educación. Piados. Barcelona. Torres González, J. (1996): "La tutoría, elemento

fundamental de

de Enseñanza de la Ingeniería, Río Cuarto,

de exposición teórica". Universidad Blas Pascal. Morganroth Guillette,

 


Page 21

de la memoria a la educación de la mente. Editorial Gedisa,

• Delval, J. (1997) Tesis sobre el constructivismo. En Rodrigo M.J. y Arnay J. La

construcción del conocimiento escolar. Bs. As. Edit Paidós.

Desarrollo y Apertura. XV Conferencia Mundial. ICDE. Caracas. . García Aretio, L. (1994):

Deval, J. (1997) Hoy somos todos constructivistas - Cuadernos de

Dewey, J., (1998). Cómo pensamos. Nueva exposición de la relación entre

dictado de la asignatura Física IV en la

dispositivos electrónicos: un estudio de sus

Distancia". Ediciones Paidós. Bs As.

Dubrow, H. y Wilkinson, J. (1996). "Teoría y práctica de las clases

ducación universitaria. (Una experiencia de

ducación. Asociación de Graduados en Ciencias de la Educación.

Dusseldorf, Germany, Abril 2001 Tiffin y Raghasingham (1997): En busca de la clase

virtual. Temas

ECO, U.(1990)La estrategia de la ilusión ,Buenos Aries, Lumen- De la Flor.

ECO, U.(1990)La estrategia de la ilusión ,Buenos Aries, Lumen- De la Flor.

Ecuador. Barcelona. Corral Iñigo, A. y Pardo de León, P. (1991): "La Función del Tutor: La

Edelstein, G. y Litwin, E. (1993). Nuevos debates en las estrategias

Ediciones Fausto, Buenos Aires

Ediciones, Rosario.

Edit. Síntesis, Madrid

Educación a Distancia. Situación y Perspectiva. Edit. Kapelusz. Argentina. Holmberg,

Börje (1990):

educación a distancia. Temas para el debate en una nueva agenda educativa.

Edwars, D. y Mercer, N., (l988). El conocimiento compartido. Piadós. Buenos Aires.

eficacia de los centros asociados de la UNED. UNED, ICI, AIESAD. Madrid. Mena, M.

(1996):

elaboración de proyectos de Educación a Distancia. En Prensa. Mercer, Neil (1997): La

Fernández, L. (1996) Crisis y dramática del cambio. Avances de

Figueras, Rosa M. (1993): La planificación de la docencia universitaria.Universidad de

Barcelona: Barcelona.

formación de profesores en Educación a Distancia. Rosario. U.N.R.

formación inicial del Profesorado, Cuadernos del

formadores y tutores). Ariel Educación. Madrid. Garrison, D. R. (1985): Three generations

of

FRIGERIO, G-POGGI, M. “Cara y Seca”, Editorial Graó de Serveis Pedagògics,

Barcelona, España, 2ª. Ed., 1992,

Gagné, E. (1985), La psicología cognitiva del

GARCIA MADRUGA, J. (1988)”El material didáctico de la enseñanza superior a

distancia: Las unidades didácticas” en El modelo español de la educación superior

a distancia: la UNED, MADRID, UNED.

Gimeno Sacristán, J. y Pérez Gómez, A.I.

Gimeno Sacristán, J. y Pérez Gómez, A.I.. (1985). La Enseñanza,

Guadalajara, México,

Gunset, V. (1999). Enseñanza y constructivismo. El caso de psicogenética. Presentado

XXVII Congreso Interamericano de Psicología. Caracas (Venezuela) 27 de junio al 2

de julio de 1999.

 


Page 22

Hargreaves, Angel (1998). Profesorado, cultura y postmodernidad. Madrid.

Ediciones

herramienta para el aprendizaje de los

I.C.E, De. U.A.M, Madrid.

instrucción III. Nuevas Perspectivas; Genovard

integración de tecnologías de la información al

Internacional de Educación a Distancia - 17 al 21 de mayo de 1999 (La

investigaciones sobre proyectos de innovación educativa. Buenos Aires.

• Kaplan, C. (2000) La subjetividad del maestro y la construcción social de trayectorias

educativas. Una compleja y contradictoria articulación e interpretación en una

investigación en curso. En Elichiry, N. (comp.) Aprendizaje de niños y maestros. Bs.

As. Editorial Manantial.

L. (2001): La Educación a Distancia. De la Teoría a la Práctica. Capítulo 5 (Profesores /

la acción orientadora". En: La formación del profesor tutor como orientador. Universidad

de Jaen.

La Educación a Distancia en el Sector Público. Manual para la elaboración de proyectos.

Dirección

La educación a distancia. Temas para el debate en una nueva agenda educativa.

la Educación abierta? Una noche en un bar”. Fragmento tomado de Open Learning and

Open

• Lawrence y Valsiner (1993) en Hernández Rojas, G. (1998) Paradigmas en psicología

de la Educación. México. Editorial Paidós

LEVINAS, Marcelo L. “La contradicción entre lo que se sabe, lo que se enseña y lo que se

aprende”, en Revista Novedades Educativas, Bs. As. año 9, Nº 78

Litwin, E. (1995) La Educación a Distancia: una modalidad en desarrollo en

Litwin, E. (compiladora). La educación a distancia. Temas para el debate en una

Litwin, E., (2000). De las tradiciones a la virtualidad. En Litwin, E. (compiladora). La

Lugo, M. T. y otro. (1999) Capacitación a Distancia: Acercar la lejanía.

M., Rodríguez, L., Diez, M. (2001) La Educación a Distancia: multiplicidad de miradas.”

En: La

Madrid. De Vocht, C. (1996): “Conclusiones de los informes nacionales sobre educación

abierta y

Madrid., Universidad Nacional de Educación a Distancia.

Madrid., Universidad Nacional de Educación a Distancia.

Management: Leardership and integrity in Distance Education. London, 1990. Taylor,

James

Marchisio, S. (1997) La actuación docente de los

Margaret. Editora

Martínez Mediano, C. (1993): "Las funciones del profesor tutor de la UNED". En: Factores

de

Massa, M. (1996). Proyecto PID 97. Universidad

Mayer, R. E., 1983, traducción cast. de A.

MEDINA REVILLA ,A. Y SEVILLANO GARCIA. M.(1990) Didáctica-Adaptación:

El currículo: Fundamentación, diseño, desarrollo y evaluación. Tomo II

 


Page 23

MENA, M.(1994)”Nuevos enfoques pedagógicos para mejorar la producción de

materiales en la educación a distancia” en Journal of Distance Education, Canadá

(en edición).

MENA, Marta. (1996). La Educación a Distancia en el Sector Público. INAP. Buenos Aires

MENA,M.(1993) “A distanza: un modello per superare la distanza

nellaggionarmentodegliinsegnati” en Revista Intruzione a distanza, año V núm. 8-

9, Roma III Universitá Degli Studi di Roma.

MENA,M.(1993) “A distanza: un modello per superare la distanza

nellaggionarmentodegliinsegnati” en Revista Intruzione a distanza, año V núm. 8-

9, Roma III Universitá Degli Studi di Roma.

Mercer, N.(1994): El conocimiento compartido. Paidós. MEC. Barcelona. García Aretio, L.

metodológicas del curriculum universitario. En Revista Argentina de

MEZIROW,S.(1985)”A critical theory of self-directed learming:From theory to

practice”en New Directions for Continuing Education,núm.25, Sa Francisco.

Ministerio de Cultura y Educación de la Nación.

Moore, M (1989) Three types of interaction; The

Morata.

Moreno en M. Carretero y J. A. García Madruga

Nacional de Capacitación. Instituto Nacional de la Administración Pública. Buenos Aires.

Mena,

Nacional de Rosario. Los problemas abiertos

National Academy Press, 1999. Being Fluent

ncorporación de la informática como

Novak, Joseph. (1998). Conocimiento y aprendizaje. Los mapas

nueva agenda educativa. Paidós. Buenos Aires.

Octubre 1996. Facultad de Ciencias Económicas. Universidad de Buenos Aires. Buenos

Aires.

omo recurso para encarar con estudiantes,

Orientación". En: El modelo español de Educación Superior a Distancia: La UNED. ICE,

UNED.

osselló, Beltrán Llera y Rivas Martínez Editores,

ovatos", en M. Rodríguez Moneo (Comp.), El

Oxman, C. (1998). La entrevista de investigación en ciencias sociales. Buenos Aires:

Eudeba.

Oxman, C. (1998). La entrevista de investigación en ciencias sociales. Buenos Aires:

Eudeba.

Paidos.

Paidós. Buenos Aires.

Paidós. Buenos Aires.

pedagogía nº257. Barcelona. pp. 78-84.

pensamiento reflexivo y proceso educativo. Paidós. Buenos Aires.

pequeños proyectos de significación para su

• Pérez Gómez (1993) Autonomía Profesional y control democrático. Barcelona.

Cuadernos de Pedagogía Nº 220.

 


Page 24

• Pérez Gómez (1993) Autonomía Profesional y control democrático. Barcelona.

Cuadernos de Pedagogía Nº 220.

portaciones de los trabajos sobre expertos y

posibilidades. Anales del 1º Congreso Argentino

Postic, M. (1982). La relación educativa. Madrid: Narcea.

Postic, M. (1982). La relación educativa. Madrid: Narcea.

Pozo, J. I. y Pérez Echeverría M. J., 1995, "La

Pozo, J.I. (1994), La solución de problemas, Aula

práctica educativa" en Psicología de la

prendizaje en educación a distancia?;

PRIETO CASTILLO, D. (1993) Educar con sentido, Mendoza, Universidad

Nacional de Cuyo.

profesores de ciencias, ¿un ambiente de

Psicología Educacional. Ed. Trillas, México

racional.

Resnick, L., (2000). La educación y el aprendizaje del pensamiento. Aique. Buenos

resolución de problemas y cognición. Paidós,

Rivière. A., 1987, El sujeto de la Psicología

roblema?", en Revista Leonardo da Vinci.

RODINO, Ana M. (1987). Los medios audiovisuales en la enseñanza a distancia y su uso

en la enseñanza a distancia. EUNED. San José de Costa Rica.

Rosario. Homo-Sapiens.

S.; Yanitelli, M.; Cabanellas, S.; DAmico, H.

Sánchez Iniesta, T. (1994) La construcción del aprendizaje en el aula.

Sánchez, P.; Massa, M.; Llonch, E.; Marchisio,

Sanjurjo, Liliana y Vera, María Teresita. (1994). Aprendizaje

Secretaría de Políticas Universitarias del

Shulman, Lee (1989): Paradigmas y programas de investigación en el estudio de la

enseñanza: una perspectiva contemporánea. En: Wittrock, La investigación en la

Enseñanza I.

Shulman, Lee (1989): Paradigmas y programas de investigación en el estudio de la

enseñanza: una perspectiva contemporánea. En: Wittrock, La investigación en la

Enseñanza I.

significativo en los niveles medio y superior. Homo Sapiens.

Simon, H., 1984, Traducción castellana de A.

Síntesis.

solución de problemas en la enseñanza:

Taylor, S. J. y Bogdan, R. (1996). Introducción a los métodos cualitativos de investigación.

3ª reimpresión, Madrid: Paidós.

technological innovation in Distance Education. En: Distance Education Nº6, s/d.

Holmberg,

technology. David Fulton Publishers, Londres.

the Open University. Open Universyty Handbook. Open University Press. Milton Keynes.

Pagés,

ttp://www.nap.edu/readingroom/books/BeFIT/.

TUA PEREDA, Jorge. “Lecturas de Teoría e Investigación Contable”. Centro

Interamericano Jurídico Financiero. Medellín, 1995

una práctica alternativa a nivel universitario”. U.N.R. - VI Taller

Versiones nº3 y 4. pp. 15-18.

SIRVENT, M.(s/f). Ficha de cátedra Nº1. Facultad de

Filosofía y Letras. UBA

 


Page 25

WALKER, R. (1988). Investitación cualitativa. Madrid: MEC

se consideran documentos personales a “..todo aquel documento que resulte revelador y produzca

información, intencionada o no, que contemple la estructura, dinámica y el funcionamiento de la vida mental

del autor...”. PEREZ SERRANO, G. (1994). Investigación cualitativa. Retos e interrogantes. Madrid:

editorial La Muralla. Pp. 23

de acuerdo con Bordieu, la ciencia social debe tomar en cuenta dos tipos e propiedades "objetivamente"

asociadas: las materiales y simbólicas. En BORDIEU (1991). El sentido práctico. Madrid: Taurus, pp. 227

DAVINI, M. (1998). El curriculum de formación del magisterio. Bs. As.: Miño y Dávila editores. pp.13

FRIGERIO, G-POGGI, M. “Cara y Seca”, Editorial Graó de Serveis Pedagògics, Barcelona, España,

2ª. Ed., 1992

,

LEVINAS, Marcelo L. “La contradicción entre lo que se sabe, lo que se enseña y lo que se aprende”,

en Revista Novedades Educativas, Bs. As. año 9, Nº 78

SPEZZI Graciela. “Observación de clases ¿Cómo abordarla? “ Rev. Argentina de

Educación Nº 25. Bs. As. Agosto de 1998.

CHEVALLARD, Ivves. “La transposición didáctica. Del saber sabio al saber a

enseñar”.Aique. Bs As. 1991

TUA PEREDA, Jorge. “Lecturas de Teoría e Investigación Contable”. Centro Interamericano Jurídico

Financiero. Medellín, 1995

FAWLER NEWTON, Enrique. “Normas Contables Argentinas”. Edit. Machi. Bs As. 1999

 

Hoy habia 6 visitantes¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=