Sitio Académico de Miguel Garcés - Fundamentos Educación a Distancia
   
Las universidades de educación abierta y a distancia son de aparición reciente en comparación con las universidades convencionales. De acuerdo con algunos especialistas, el concepto y las primeras experiencias formales a nivel mundial surgieron en los años sesenta del siglo XX. Popa Lisseanu refiere que la Universidad de Sud-Africa (UNISA), una universidad convencional en sus orígenes, se dedicó en 1951 exclusivamente a la enseñanza por correspondencia para convertirse en un primer ejemplo de este tipo de educación. Hoy en día la UNISA es considerada como una de las principales megauniversidades a distancia que atiende a más de 130,000 estudiantes.
Al hablar de educación abierta, sin embargo, es común tomar como modelo representativo a la Open University del Reino Unido, creada en 1969 y considerada como "la primera universidad que con carácter autónomo y manera particular aparece para ofrecer estudios universitarios abiertos"2.
La Open University (en adelante OU) constituyó el modelo que adoptaron diversos países conforme a necesidades propias, dando como resultado un amplio espectro de posibilidades. En la bibliografía especializada se hace referencia a esta modalidad educativa con distintas denominaciones: sistemas de enseñanza abierta, sistemas abiertos de aprendizaje, de educación abierta, de educación o enseñanza a distancia. Asimismo, aparecen con niveles, objetivos, cobertura, estructuras y formas organizativas bastante heterogéneas.
Las instituciones universitarias que cuentan con esta modalidad presentan, en general, cualquiera de las siguientes dos estructuras:
a) Dependencias o departamentos de enseñanza abierta integrados a universidades convencionales con mayor o menor autonomía para la organización y desarrollo de sus actividades académicas. Dentro de esta estructura se encuentran: la Entente Universitarie del Este de Francia, el Sistema Abierto de Japón, el Sistema Abierto de Colombia, la Facultad de Enseñanza Dirigida de la Universidad de La Habana, el Sistema Universidad Abierta de la Universidad Nacional Autónoma de México, entre otras.3
b) Universidades autónomas e independientes creadas específicamente para cursar estudios universitarios abiertos, como: la Open University del Reino Unido, la Universidad Alemana de Educación a Distancia, la Universidad Nacional Abierta de Venezuela, la Universidad Estatal a Distancia de Costa Rica, la Universidad Nacional de Educación a Distancia de España, los Institutos Nacionales por Correspondencia de la ex-Unión Soviética.


LAS GRANDES UNIVERSIDADES A DISTANCIA DEL MUNDO

Algunos autores las denominan "megauniversidades", dado que en la actualidad superan los 100,000 estudiantes.

1. Los conceptos de educación abierta y a distancia
Dada la heterogeneidad en las instituciones de educación abierta universitaria consideramos necesario aproximarnos al concepto de educación abierta o, si se prefiere, a sus elementos esenciales; distinguiéndolo del concepto de educación a distancia, pues comúnmente su manejo es indistinto. Con este propósito hemos tomado como referencia las apreciaciones y conceptos de especialistas en el tema como Nelly Villalobos, Gustavo Cirigliano, Miguel Escotet y Popa Lisseanu.
Como hemos mencionado, la OU es el modelo representativo y pionero de la educación abierta y a distancia a nivel universitario. En opinión de Nelly Villalobos existen dos tipos de antecedentes a la creación de esta universidad: uno, de carácter tecnológico; el otro, de carácter ideológico.
El antecedente de carácter tecnológico está dado por el auge de los medios de comunicación y su utilización en el ámbito educativo a partir de la década de los treinta. Villalobos considera que antes de la fundación de la OU, se dieron experiencias educativas4 a nivel mundial que utilizaron medios de comunicación en programas particulares, sin abarcar estudios formales a nivel universitario. Es la experiencia del Reino Unido, constituida como universidad abierta, quien inaugura un modelo basado en los medios de comunicación, pues una de sus características fundamentales es la transmisión de los cursos académicos mediante programas de radio y televisión a nivel nacional. Estos medios se conciben como "componentes de un sistema integrado de enseñanza" basado también en la utilización de material didáctico impreso, enseñanza por correspondencia, discusiones grupales, asesoría personal y cursos de verano.5


Cronología de avances tecnológicos relevantes

1830 telégrafo
1876 teléfono
1894 radio
1901 primera emisión rediofónica transatlántica
1923 televisión
1935 emisiones regulares de televisión

El otro antecedente, de carácter ideológico, está marcado por los principios de democratización de la enseñanza y justicia social frente a las desigualdades educativas, mismos que adquirieron gran relevancia ante la explosión demográfica de los años 55-66, lo cual impuso la apremiante necesidad de atender la demanda educativa a todos los niveles. En este sentido, la idea de ofrecer y proveer oportunidades de estudio6 a una población que por diversas razones no había tenido acceso a ellas vía la universidad convencional, fue el propósito central de la creación de la OU, extensivo a otras latitudes y experiencias mundiales.
La mayoría de los países adoptaron la modalidad abierta para resolver los problemas de la demanda educativa y ofrecer una segunda oportunidad para realizar estudios universitarios. Hubo otros que la adoptaron para atender a una población geográficamente dispersa, o bien, aquellos que lo hicieron para abaratar los costos de la educación aprovechando la infraestructura de universidades convencionales ya existentes.
Independientemente de los motivos, la educación abierta trajo consigo un cambio en la conceptualización de la educación superior. En el contexto inglés, el concepto de educación abierta significó una idea de apertura de los estudios superiores hacia la sociedad, los espacios, las ideas y la innovación pedagógica. A partir de estas cuatro formas de apertura, Villalobos define a un sistema de estudios abiertos como "aquel sistema de enseñanza que mediante una metodología innovadora y currículum elaborado a partir de la demanda de los propios educandos y del medio social, ofrece estudios a una población de adultos en el lugar donde reside, en el entendimiento de que esa población está limitada o imposibilitada para optar por estudios escolarizados".7 Conforme a esta definición, Villalobos establece cuatro características esenciales de cualquier modelo educativo abierto:
  • Una población de adultos particular
  • Una metodología innovadora
  • Un campus universitario ilimitado
  • Un plan de estudios particular
Por su parte, Gustavo Cirigliano considera que las características de apertura de la educación abierta se manifiestan en cuanto "al ingreso (todos pueden acceder); en cuanto al lugar (no existe un sitio único al que haya que acudir para aprender); en cuanto a los métodos (existen varios modos de aprender); en cuanto a las ideas (existen muchas doctrinas y teorías y es posible tener acceso a todas ellas); y en cuanto a la organización del aprendizaje (el sujeto puede organizar su propio currículum e ir lográndolo a su propio ritmo). Un sistema de enseñanza abierta es tal en la medida que concrete todas o algunas de dichas modalidades de apertura".8
Cirigliano agrega que "el aprender abierto supone la posibilidad de que el sujeto defina sus propios objetivos (y aún imagine una profesión o especialidad). Implica el esfuerzo personal y responsable de fijarse y conocer sus propias metas y los caminos para alcanzarlas. Implica la libertad de organizar su propio currículum teniendo la posibilidad de diseñarlo. Implica distribuir el aprendizaje en tiempo y ritmo, determinar las fuentes del saber y contar con apoyos institucionales (de tipo presencial o a distancia que potencien el material instruccional o los cursos, a través de medios de comunicación o mediante tutorías). Implica la responsabilidad de evaluar cuando alcanza sus metas y obtener reconocimiento por su alcance. Implica la acreditación de las experiencias obtenidas en la vida y en el trabajo".9
Mientras los dos autores anteriores abordan un concepto sobre educación abierta, Miguel Escotet establece diferencias conceptuales entre la educación abierta y la educación a distancia. Por un lado, identifica a la educación abierta con una política educativa de apertura en el sentido de remoción de restricciones, exclusiones y privilegios, en el marco de la democratización de la educación; por el otro, identifica a la educación a distancia con el uso de una estrategia educativa.
Escotet explica que la educación, como concepto general, involucra dos procesos: el formativo y el informativo. Cuando se hace referencia al proceso informativo se está hablando de enseñanza o instrucción, que es "la planificación, selección y transmisión de la información que tenemos sobre nosotros y el ambiente que nos rodea. Educación implica todo eso y además, la formación dirigida y autodirigida, encaminada a la sobrevivencia cultural, objetivo que únicamente se alcanza con la instrucción, la generación y selección de experiencias, y la interacción con miembros de la especie y la cultura de la que se forma parte".10
Por lo general, la función de transmisión de la información en los sistemas abiertos y a distancia, se realiza a través de la utilización y combinación de medios de comunicación y materiales didácticos diversos, es decir, se hace mediante el uso de una estrategia educativa que se propone acortar distancias espaciotemporales. Así, Escotet plantea la conveniencia del término enseñanza a distancia para designar a las instituciones que utilizan esta estrategia: la entrega de información mediante un conjunto de medios didácticos y de comunicación. Esta estrategia no excluye la presencialidad en la enseñanza, es decir, el contacto "cara a cara" entre el docente y el alumno. Ella se da en cierto espacio y temporalidad (tutorías o asesorías, cursos de verano) o bien, a través de otro tipo de medios como son la correspondencia, la atención telefónica, la radio y videoconferencia, y más recientemente, mediante el correo electrónico y el chat.
Por otra parte, Escotet enfatiza "...cuando se hace referencia a la conceptualización, filosofía, objetivos y metas hacia la educación; y [a] los procesos de democratización de la educación y el autoaprendizaje" se está hablando de la política educativa de una institución, política que puede ser "abierta" y en última instancia, puede implicar tanto a una universidad convencional como a una abierta y a distancia.
No obstante las anteriores distinciones, para otros especialistas es más adecuado integrar los términos de educación abierta y a distancia en un binomio, como unidad semántica, en la medida que las instituciones de este tipo se basan, en mayor o menor grado, tanto en una política de apertura como en el uso de la estrategia a distancia.11
Por último, Popa-Lisseanu concluye (al retomar la discusión de Escotet y después de hacer una evaluación de varias instituciones universitarias que se denominan de educación abierta) que en realidad los sistemas abiertos han tenido poca apertura en los aspectos que originalmente se concibieron: en cuanto al ingreso, por ejemplo, la mayoría de las universidades establecen requisitos precisos; la apertura del currículum no ha sido tal en la medida que los planes de estudio están determinados en gran medida por los sistemas educativos a nivel nacional, dejando pocas posibilidades al estudiante para elaborar su propio currículum; igualmente ha sucedido con el ritmo y tiempo de aprendizaje, pues el estudiante está sujeto a calendarios y programas escolares específicos, particularmente en instituciones que presentan la estructura de departamentos de sistema abierto de universidades convencionales.
Aún cuando las reflexiones anteriores presentan aspectos diferentes de la educación abierta y a distancia, podemos observar algunos elementos en común en este tipo de instituciones, como 1) una política educativa orientada a la apertura, 2) la utilización de una metodología de enseñanza, basada en la combinación de medios de comunicación y materiales didácticos diversos para 3) atender a una población con características y condiciones particulares12, 4) el rol distinto que se les atribuye a los agentes educativos (docentes y estudiantes) en relación con los que desempeñan comúnmente en la modalidad presencial, y 5) la existencia de una organización institucional particular para la consecución de los propósitos y objetivos educativos.
Podemos afirmar que la cualidad de abierto y/o a distancia de una institución se da en función de la lejanía o proximidad a las características que para ambos casos hemos revisado. Es palpable que el rasgo predominante en las universidades abiertas de nuestros días ha sido más el uso de la estrategia a distancia -en combinación con algunos elementos de política abierta- que una política educativa de total apertura. El elemento estrategia a distancia también sufre variaciones entre las instituciones a nivel mundial, de acuerdo con los propósitos educativos, la infraestructura, y las condiciones sociales, financieras y tecnológicas de cada país.

2. Las teorías sobre educación abierta y a distancia
Además de las condiciones en las que se formalizaron los sistemas de enseñanza abierta y a distancia, cabe mencionar que hacia la década de los sesenta se cuestionó fuertemente la ineficacia de los sistemas educativos en el terreno estrictamente pedagógico, tanto en el medio académico y en los órganos responsables de las políticas educativas nacionales como por la población misma. Fenómenos como la obsolescencia de los métodos de enseñanza aprendizaje; el estancamiento del hombre ante los nuevos descubrimientos y su necesidad de actualizarse con celeridad ante un mundo en vertiginoso cambio; la concepción que restringía el ciclo vital del hombre para aprender y capacitarse, entre otros, replantearon los fundamentos de la filosofía educativa, los objetivos educacionales y la pedagogía en general.
En este contexto, se inscriben nuevos conceptos y estrategias educativas como la educación continua, la educación permanente, la educación de adultos, la educación no formal, el aprendizaje innovador. Igualmente surgieron nuevos retos y problemas atendidos por las teorías del aprendizaje, la andragogía, la psicología evolutiva, la psicología educativa, entre otras disciplinas. Todos los aportes científicos, además de enriquecer los campos disciplinarios particulares, fueron retomados por especialistas de educación abierta y a distancia para fundamentar y desarrollar teorías y modelos propios. Con ello, la educación abierta y a distancia dejaba atrás su identificación original con un tipo de educación de carácter compensatorio, sólo limitada a "completar o suplir una carencia educativa no adquirida por falta de acceso o abandono del sistema escolar formal"13.
Hasta hoy en día, se han desarrollado básicamente tres teorías (con sus variantes) sobre educación abierta y a distancia: 1) Teorías de la autonomía y la independencia; 2) Teorías de la interacción y la comunicación y 3) Teoría de la industrialización, mismas que se exponen brevemente.

  • Teorías de la autonomía y la independencia
Los principales expositores de las teorías de la autonomía y la independencia, Charles Wedemeyer y Michael Moore, se centran en el análisis del aprendizaje (más que en el de la enseñanza) específicamente en el aprendizaje del estudiante adulto. Las principales ideas que fundamentan su teoría son: 1. Los adultos, por definición, son autoresponsables, y de acuerdo con esto tienen derecho a determinar la dirección de su educación. 2. En los seres humanos existen diferencias en los estilos cognitivos y el ritmo de aprendizaje. 3. La efectividad del aprendizaje radica en que sea experiencial. 4. En un mundo en continuo cambio, el aprendizaje dura toda la vida.14
Con base en estas premisas, Wedemeyer y Moore sostienen que la educación abierta y a distancia, además de posibilitar el acceso a la educación, debe permitir y facilitar la independencia y la autonomía del estudiante para ejercer su libertad de elección, su responsabilidad para tomar decisiones en su educación y establecer sus metas en el aprendizaje.
En la práctica, esta teoría supone un modelo educativo caracterizado por dos momentos: un momento de partida y común a un grupo de estudiantes que comparten objetivos y metas similares, quienes entran en contacto con cada contenido temático a través del estudio de materiales didácticos elaborados de manera estandarizada; el segundo, en donde las necesidades y problemas suscitados durante el estudio independiente son atendidos en forma individual, proyectando nuevas necesidades y requerimientos de formación que son orientados por un tutor, quien además incentiva, apoya y realimenta a cada alumno.
Una aportación adicional de Wedemeyer y Moore, es el análisis y la clasificación de los métodos y medios para el aprendizaje y la enseñanza utilizados en la educación a distancia, en función de las variables distancia, individualización del aprendizaje y diálogo con el sujeto de cada método y medio, clasificación que sintetizan de la siguiente forma15:



  • Teorías de la interacción y la comunicación
Börje Holmberg, principal expositor de la teoría de la interacción y la comunicación, se aboca al estudio de las características psicopedagógicas deseables en los materiales didácticos de un sistema de enseñanza abierta y a distancia. Junto con sus colaboradores, parte de la idea de que lo que ha caracterizado a la educación convencional es la relación de comunicación e interacción establecida entre el profesor y el grupo de estudiantes, el contacto "cara a cara" y contiguo que en la mayoría de los casos adquiere la forma de una conversación. Esta conversación tradicional es sustituida -en su modelo de conversación didáctica guiada- por una comunicación simulada que se concreta en la interacción y conversación que establece el alumno con los materiales didácticos. Así, Holmberg delinea los principales aspectos y elementos que deben contemplar los materiales, a fin de que promuevan situaciones de aprendizaje lo más cercano posible a una situación real de comunicación e interacción, ello a partir de los siguientes postulados16:
  1. El sentimiento de una relación personal entre la enseñanza y el aprendizaje promueve la motivación en el estudiante.
  2. Tales sentimientos pueden ser fomentados por un material bien elaborado, autoeducativo y una comunicación de doble vía a distancia.
  3. El gusto por el estudio y la motivación son favorables para lograr las metas de estudio; el uso de métodos apropiados lo favorece.
  4. La atmósfera, el lenguaje y la conversación favorecen los sentimientos de una relación personal.
  5. Los mensajes dados y recibidos en forma de conversación son fácilmente comprendidos y recordados.
  6. El concepto de conversación puede ser exitosamente trasladado a otros medios de comunicación en educación abierta y a distancia.
  7. La planificación y orientación del trabajo proporcionados por la institución de enseñanza son necesarios para que el alumno organice su estudio.
A partir de lo anterior, Holmberg establece las particularidades de su modelo de conversación didáctica guiada:
  1. Presentación de la temática de estudio de manera fácil y asequible, utilizando un lenguaje coloquial con moderada densidad de información.
  2. Advertencias explícitas y sugerencias al estudiante sobre qué hacer, indicándole a qué preste especial atención y considere los razonamientos expuestos.
  3. Invitaciones a un intercambio de puntos de vista, preguntas y juicios entre lo que es aceptable y aquello que no lo es.
  4. Intentos de implicar emocionalmente al estudiante para que se interese personalmente en la materia y sus problemas.
  5. Demarcación de cambios de temas mediante afirmaciones explícitas, indicaciones tipográficas o, en comunicación hablada, a través de un cambio de voces o pausas.
La investigación aplicada al modelo de conversación didáctica guiada ha arrojado consideraciones importantes, por ejemplo que su aplicación es de mayor utilidad en niveles elementales e iniciales o en poblaciones estudiantiles con menor madurez. Un material didáctico más estructurado y dirigido como lo supone este modelo, limita o restringe la independencia y autonomía del estudiante para establecer y determinar los contenidos de su aprendizaje en niveles avanzados o poblaciones con mayor madurez. Propone, en consecuencia, que para niveles educativos avanzados se elaboren guías más flexibles "...redactadas en el estilo de conversación didáctica guiada, que introduzcan al alumno en los objetivos y contenidos del curso, comenten la bibliografía a consultar, concreten y orienten en las tareas a realizar".17

  • Teoría de la industrialización
Para muchos especialistas la teoría de la industrialización de Peters es considerada como la más elaborada y acabada para explicar la educación abierta y a distancia, como fenómeno histórico-socioeducativo. Esta modalidad educativa es comprendida como un producto de la época industrial, consecuencia del desarrollo y avance tecnológico. Las innovaciones tecnológicas y la multiplicación de vías y medios de comunicación18, pusieron al alcance nuevos recursos y alternativas para llevar la educación al lugar de residencia del demandante de servicios educativos, pero al mismo tiempo transformaron la organización de las instituciones educativas, sus métodos y procedimientos.
La teoría de la industrialización retoma en lo fundamental los principios y procedimientos de las organizaciones industriales, como son la racionalización en la producción; la división del trabajo; la mecanización y la producción masiva; la planificación y organización del trabajo; los métodos de calidad y control científico; la formalización, la estandarización, el cambio de funciones, la objetivación, la concentración y la centralización.
Desde la teoría de la industrialización, la educación abierta y a distancia es vista como una organización sistémica en la que cada componente tiene una función particular dentro del conjunto. La concreción de este enfoque se observa en aquellas instituciones de enseñanza abierta y a distancia que fueron creadas como universidades autónomas e independientes, en donde existe un centro rector encargado de planificar, seleccionar y organizar los contenidos académicos de la enseñanza; elaborar los materiales didácticos en todas sus variedades; establecer los procedimientos y criterios para la evaluación, elaborar exámenes y certificar el aprendizaje; empaquetar y distribuir los materiales en las sedes periféricas o centros asociados localizados en otras regiones del país. Todas y cada una de estas funciones, además de las que se relacionan con los apoyos técnicos y de administración escolar, son desempeñadas por unidades o departamentos integrados en una sede central. Las sedes regionales, por su parte, requieren de una organización similar, que permita enlazar y realimentar a los departamentos centrales en las distintas funciones y fases del proceso global.
En este enfoque, bajo el principio de la división y la especialización del trabajo, la función docente se divide en los distintos elementos que integra: un especialista o equipo de especialistas planea y organiza el proceso educativo en su conjunto, determina los objetivos y contenidos del aprendizaje; un equipo -generalmente multidisciplinario- elabora los materiales didácticos; otro elabora los exámenes y evaluaciones con fines de acreditación; otro más (que se localiza comúnmente en los centros regionales) establece el contacto directo con el alumno para proporcionar asesoría y apoyo académico durante el aprendizaje y aclarar aspectos sobre el uso del material didáctico. De esta división aparecen distintas figuras, que varían según la institución: profesores responsables de los currícula, asesores y consultivos en aspectos metodológicos y didácticos, tutores supervisores y coordinadores (staff tutors), tutores-orientadores y tutores de curso, entre otros.

3. La educación abierta en México
En México, el primer antecedente que se tiene sobre educación abierta y a distancia es la fundación del Instituto Federal de Capacitación del Magisterio en 1947, encargado de capacitar a los maestros en servicio haciendo uso de la estrategia a distancia para no interrumpir las labores cotidianas. Otros antecedentes son: los Centros de Educación de Adultos (CEBA) que para 1968 estaban encargados de alfabetizar y ofrecer educación primaria a mayores de 15 años (principio de democratización de la educación); y la creación de la Telesecundaria (1971) para subsanar la carencia de escuelas y maestros en el ámbito rural (uso de los medios de comunicación). Pero la instauración efectiva de la modalidad abierta en México se da a finales de la década de los años sesenta y principios de los setenta.
Una condición importante para la aceptación de esta modalidad en nuestro país es la reforma educativa del sexenio 1970-1976. Algunos aspectos de la Ley Federal de Educación expedida en el periodo (1973), contribuyen a la promoción de la modalidad, reflejo de ello es: la importancia que se le atribuye a la educación extraescolar, mediante la cual se puede impartir instrucción elemental, media y superior; la idea de que el sistema educativo debe permitir al educando incorporarse a la vida económica y social, y que el trabajador pueda estudiar; la disposición de que la revalidación y equivalencia se otorguen por tipos educativos, grados escolares o materias para asegurar la flexibilidad, y los lineamientos para la creación de un sistema federal de certificación de conocimientos conforme a bases que propicien el autodidactismo.19
Otro elemento favorable es la Ley Nacional de Educación para Adultos expedida en 1975, la cual establece el marco legal para la formulación de programas y planes de estudio, la elaboración de textos y materiales didácticos, y la instauración de un sistema de evaluación y certificación de conocimientos, en aras de impulsar la educación en los distintos grados y niveles para la población mayor de 15 años que no pudo realizar estudios en otro momento.
En este contexto se crearon, mediante la modalidad abierta, la primaria para adultos y varias licenciaturas para maestros, la preparatoria abierta (CEMPAE-ITESM), el SEA del Colegio de Bachilleres y la carrera de Comercio Internacional del Instituto Politécnico Nacional.
A nivel de la educación superior, en el mismo sexenio se observó un crecimiento acelerado de la matrícula escolar: para 1970 el conjunto de universidades mexicanas atendía a cerca de 90 mil estudiantes, para 1974 esta cantidad se había duplicado y para finales del sexenio se contaba con casi 220 mil estudiantes. Esta demanda creciente de servicios educativos, propició la búsqueda de opciones que coadyuvaran a descongestionar las aulas universitarias y a solucionar los apremiantes problemas de masificación. Estas condiciones fueron positivas para el establecimiento de la modalidad abierta en educación superior.
En 1972, con la creación del sistema abierto, la Universidad Nacional Autónoma de México se convirtió en la pionera de esta modalidad educativa a nivel superior. Con el tiempo tanto instituciones públicas como privadas fueron adoptándola, algunas de las primeras universidades que lo hicieron, fueron: la Universidad de Guadalajara, el Instituto de Enseñanza Abierta de la Universidad Autónoma de Coahuila, la Universidad Veracruzana, el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, el Instituto Latinoamericano de la Comunicación Educativa, entre otras.
Prácticamente es a finales de la década de los setenta que estas universidades comienzan a operar con matrícula, para contar con los primeros egresados hacia los años ochenta. Asimismo, la modalidad se incorporó a las instituciones educativas bajo modelos y marcos conceptuales bastante heterogéneos, con poca difusión en un inicio. Con lo anterior queremos apuntar al hecho de que la educación abierta y a distancia en nuestro país se ha ido consolidando paulatinamente. La creación de órganos rectores como el Consejo Coordinador de Sistemas Abiertos en Educación Superior (creado en 1978 y desaparecido hacia 1985) y la Comisión Interinstitucional e Interdisciplinaria de Educación Abierta y a Distancia (CIEAD) creada en 1991 y hoy prácticamente desaparecida, son ejemplo de los esfuerzos realizados para diagnosticar, difundir, coordinar, sistematizar y evaluar los programas de este tipo de educación.
Dentro de estos esfuerzos destaca el diagnóstico realizado en 1992 entre la CIEAD y la Dirección General de Educación Extraescolar de la SEP, que identificó en ese momento la existencia de 46 instituciones mexicanas con una cobertura nacional, regional, estatal y local, abarcando los niveles básico (elemental y medio), medio superior y superior para ofrecer estudios abiertos.
A nivel superior la investigación ubicó a 18 instituciones con modalidad abierta, a distancia o semiabierta, de las cuales 5 tenían una cobertura nacional y 13 una cobertura estatal o local, distribuidas en el Distrito Federal y seis entidades federativas del país.20
A finales de los años noventa, la Asociación Nacional de Universidades e Institutos de Educación Superior (ANUIES) reactiva y asume el compromiso de diagnosticar el estado prevaleciente de la educación superior abierta y a distancia en nuestro país realizando la Encuesta Nacional de Educación a Distancia 1999-200021. Asimismo y en coordinación con otros organismos nacionales, se inicia la elaboración del Plan Maestro de Educación Superior Abierta y a Distancia. Líneas estratégicas para su desarrollo, cuya versión definitiva se aprobó en la XXXI Asamblea General Ordinaria de la ANUIES, celebrada el 16 de octubre de 2000.
El Plan Maestro de Educación Superior Abierta y a Distancia expone antecedentes históricos de la modalidad; los principales avances y el contexto actual; líneas para el desarrollo de un modelo educativo; propósitos, propuestas de desarrollo y visión futura de la educación superior abierta y a distancia en México. El documento procura establecer un marco de referencia para las instituciones de educación superior que tendrán que tomar decisiones y fomentar la creación o consolidación de modalidades educativas no convencionales en las actuales condiciones del ámbito nacional e internacional. El Plan "reflexiona sobre la necesidad de reorientar la oferta de Educación Superior Abierta y a Distancia, desde una perspectiva académica, en donde los medios tecnológicos juegan un papel importante, pero en la que tiene una mayor relevancia el problema formativo a resolver mediante esta modalidad".22
Hasta aquí una breve semblanza sobre el desarrollo de la educación abierta y a distancia, que por supuesto aún no está concluida. La década de los años noventa vio una multiplicación acelerada y expansiva, particularmente, de las estrategias a distancia apoyadas en las aplicaciones tecnológicas de nuestro tiempo. Reflejo de ello es la existencia de casi una centena de asociaciones de educación a distancia en el mundo, reconocidas por la Cátedra UNESCO de Educación a Distancia.
A lo anterior hay que sumar el desarrollo actual de las tecnologías de la comunicación y la información, entre ellas INTERNET y sus servicios, que perfilan la aparición de modalidades educativas -cualitativamente diferentes- bajo las denominaciones de educación virtual, educación en línea, aprendizaje distribuido, entre otros. Empero, bajo este escenario, algunos especialistas señalan que en la década 1995-2005 más bien estamos ante la presencia de la cuarta generación de educación a distancia.

CUADRO DE EDUCACIÓN ABIERTA EN MÉXICO (Haz click aquí)


Notas y Referencias
1 Versión original 1998, este documento versión actualizada 2002. 2 Nelly Villalobos de Lugo. "Algunas consideraciones sobre el concepto de universidad abierta". Ponencia presentada en Conferencia Latinoamericana de Educación Superior. Costa Rica, 16-19 de marzo de 1981. Parte introductoria.
3 Susana Sabath Séller y otros. La educación abierta en México. México, SUA-UNAM/Subsecretaría de Educación Superior e Investigación Científica, SEP, 1988, pp. 20-28.
4 Villalobos se refiere, fundamentalmente, a experiencias de alfabetización, educación básica para adultos, campañas de información educativa y sanitaria, en donde los medios básicos utilizados fueron la radio, la T.V. o ambos. Cfr. Nelly Villalobos de Lugo, op. cit., pp. 4-8.
5 Ejemplo de la importancia atribuida al uso de la radio y la TV en el caso inglés lo es el nombre original de dicha universidad: University of the Air, mismo que sugería a los medios de comunicación.
6 La OU proporcionaría nuevas oportunidades de estudio a: 1) Las personas que hubiesen desarrollado intereses intelectuales desde que abandonaron la escuela y comenzaron a trabajar; 2) Aquellos que hubiesen querido ingresar en una universidad o colegio y no pudieron obtener plazas; 3) Aquellos que habiendo cursado enseñanza superior, desearan ampliar sus conocimientos u obtener nuevas calificaciones. Cfr. Ma. Antonierta García Lascurain. La universidad abierta de Gran Bretaña. México, UNAM/Comisión de Nuevos Métodos de Enseñanza, 1972. (Documento de trabajo interno, CNME/73.32).
Asimismo la OU, estableció como requisitos de admisión:
1)No exigir requisitos académicos formales para el ingreso.
2)Sólo admitir personas mayores de 21 años.
3)Demostrar capacidad para tomar los cursos.
4)Acreditar a aquellos que posean capacidades particulares en actividades paraprofesionales.
5)Considerar los antecedentes escolares y aptitudes de aquellos que no cuenten con una formación paraprofesional. Cfr. Almicar Jaimes, ¿Son los sistemas abiertos de enseñanza una solución a los problemas educativos de México?
7 Villalobos de Lugo, op. cit., pp. 12-13.
8 Gustavo Cirigliano. La educación abierta. Buenos Aires, Ateneo, 1983, pp. 7-22. 9 Ibid., p. 21.
10 Miguel Escotet,. Tendencias de la educación superior a distancia. San José, Costa Rica, UNED, 1980.
11 Ejemplo de la aceptación cada vez más generalizada de la necesaria unidad semántica de los términos, lo ilustra la denominación del organismo de mayor prestigio mundial que agrupa a las instituciones que imparten este tipo de educación, llamado desde su fundación en 1938 ICCE (Internacional Council Correspondence Education: Consejo Internacional para la Educación por Correspondencia), que para 1982 cambió su nombre por el de ICDE (Internacional Council for Distance Education: Consejo Internacional de Educación a Distancia) y que más recientemente agrega también el término abierta (Internacional Council for Open and Distance Education: Consejo Internacional de Educación Abierta y a Distancia) aunque por el momento mantiene sus siglas anteriores. Cfr. Lorenzo García Aretio. La educación a distancia. De la teoría a la práctica. Barcelona, Ariel, 2001.
12 Población que accede a esta modalidad por diversas razones: económicas, sociales, geográficas, de salud, o incluso, por preferencia de los métodos didácticos y de estudio.
13 Población que accede a esta modalidad por diversas razones: económicas, sociales, geográficas, de salud, o incluso, por preferencia de los métodos didácticos y de estudio.
14 Citado por Juan A. Cabezas. "Las grandes etapas evolutivas de la adultez y la educación de adultos" en Revista Educadores. Núm. 149, Madrid, España, enero-marzo 1989, p. 27.
15 Cfr. Catalina Martínez Mediano. Los sistemas de educación superior a distancia. La práctica tutorial de la UNED. Madrid, Universidad Nacional de Educación a Distancia/Instituto de Ciencias de la Educación, 1988. (Colección Estudios de Educación a Distancia, no.4).
16 Catalina Martínez Mediano, op. cit., p.20
17 Ibídem.
18 Ibídem.
19 Para impulsar la enseñanza por correspondencia, por ejemplo, se requería del servicio de transporte postal, lo que implicaba contar con fluidas vías de comunicación terrestres, aéreas o de otra índole.
20 Cfr. Pablo Latapí. Análisis de un sexenio de educación en México, 1970-1976. México, Nueva Imagen, 1987.
21 Cfr. SEP/CIEAD. La educación abierta y a distancia en México. Dirección General de Educación Extraescolar-Comisión Interinstitucional e Interdisciplinaria de Educación Abierta y a Distancia, México, 1992.
22 La encuesta se realizó entre las 123 instituciones afiliadas a la ANUIES en ese momento.
ANUIES. Plan Maestro de Educación Superior Abierta y a Distancia. Líneas estratégicas para su desarrollo. México, 2000. Formato PDF. http://www.anuies.
Hoy habia 6 visitantes¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=